El supuesto estadio del pueblo


Imagen

La Juventud Juanera y pasados principales construyen el tercer campo de fútbol, actual estadio puesto en candados en el 2011.

Por Benedicto Ixtamer

San Juan La Laguna,  es un municipio tradicional y conservador, su gente entusiasta y colaboradora que fácilmente se dan a conocer por las diversas cooperativas y asociaciones de textiles.

Como lo describe Don Diego Pérez Méndez en su mapa de 1935, el pueblo era muy pequeño, el sector de la iglesia católica era el área más grande, todo su alrededor cubierto de piedras, y  un intenso sol se adentra en la puerta principal y que poco a poco hace que la sombra marca el conteo  del día que daban hasta el sonar de las 7 campanas colgados a 3 metros de altura del palo de Ukuuy. 

En los 40 o 50, en el patio de la iglesia católica se reunían  los jóvenes y recién casados para jugar; En 1953, el señor Pedro Pérez Mendoza  retirado del ejército,  enseña a los jóvenes de la acción católica diferentes juegos como el trampolín de la libertad, torre humana y las marchas militar con el objetivo de alegrar a los espectadores;  posteriormente, les enseña técnicas de fútbol usando el patio como primer campo de futbol y área de multiuso.

Años después, el juego de futbol generaba mucha aceptación entre los espectadores, 20 jóvenes acompañados por Ta Ku´Ujpán, Eduardo y Cristobal Cholotío, Juan Vásquez y difunto Taa´ Ku´ Xkinchaj, suplican al alcalde municipal la necesidad de un espacio amplio para poder desenvolverse en el deporte.

“Jugábamos enfrente de la iglesia sin zapatos con una pelota de cuero que comprábamos en San Pedro, yo organicé el equipo de la juventud católica, también coordiné a los jóvenes para ir con el alcalde Juan Kaq´a yin para solicitar el terreno.” Recuerda Pedro Pérez Mendoza de 78 años.

El primer campo de fútbol, lo establecieron exactamente la actual Xe´tutul a enfrente  del colegio Lisi, rentaron dos propiedades de los  hermanos Juan y Julián Yojcom, los mismos un día sembraron maíz y frijol para que los muchachos dejaran de usar el terreno; situación que motivó a los jóvenes Pala´s K´í´q, ku´ k´í´q, Ku´ Lavarenzo y Xuwan Cholotio en arrancar las plantas; este delito los llevó a la cárcel. Razón que les hizo buscar nuevamente la ayuda de las autoridades locales.

¡Qué manera de responder y solucionar! El alcalde Juan Kaq´ayiin con pantalón bien puesto acepta la iniciativa de los jóvenes y reúne al pueblo y a los pasados principales; en la reunión concuerdan  intercambiar algunos terrenos comunales.

El segundo campo de fútbol lo trabajan por casi tres años,  debido a su ubicación geográfica tuvieron que abandonar, era en las lomas de Pa  Q´an Ulew  o  Parb´i´  Xijk´ab´al;  al entrevistar uno de los ancianos que trabajó allí, decía que utilizaron torres aplanadoras  de madera,  a los lados amarrados de lazos y que algunos las jalaban, mientras que otros empujaban  hasta llevarlas a  108 metros, área que cubrían las 4 cuerdas de terreno intercambiado.

El tercer campo, es el actual estadio autonombrado por el mismo político, ¿Por qué no privilegió el nombre de los que realmente se esforzaron?, ¿Por qué necesariamente en tiempos de campañas políticas le tuvo que plasmar su propio nombre al estadio?. El lector podrá tomar su propia conclusión, en este artículo  estoy hablando de la evolución del campo de futbol municipal.

En la explicación de otro de los abuelos, años después, el alcalde llama al Señor Teco´ Chavajay, padre de Taa´ Lu´Chavajay para hacer un intercambio con su terreno que quedaba en el cerrito en Pa Parab´al Xojt (lugar de teja), eran en total 6 terrenos, estos iniciaban aproximadamente de los arcos, y terminaban hasta donde está el pequeño valle por la casa del señor Manuel Pu´r; mientras que la otra mitad del campo pertenecía al señor Lorenzo Xii´y que vendió a la municipalidad en años posteriores. De esa manera el campo logra un área considerable en los reglamentos del futbol nacional. En este último lugar, los jóvenes, ancianos y la gente del pueblo trabajaron fuertemente para aplanar el área, lo hicieron por muchos meses hasta que lograron una planicie suficiente para jugar.

Al final, dónde quedaron estos hombres y ancianos que lucharon para dejar este campo de fútbol; es injusto que los lugares públicos de recreación que tanto soñaron nuestros abuelos tenerlos para los hijos del pueblo, ahora se les han puesto candados y que el acceso a los mismos se tiene que pagar. “No será una muestra de privatización o ser privado del derecho de recreación en su propia tierra”.  

Anuncios

2 pensamientos en “El supuesto estadio del pueblo

  1. miguel vásquez dice:

    Excelente contenido, porque nosotros, los actualmente juaneros tenemos poca información de nuestro orígen, lo del campo de futbol, muy acertado el comentario, una niñez y juventud con oportunidades de recreación, representa una contribución a la formación humana segura a largo plazo, segun estudios. La materia prima de toda sociedad es la niñez, pienso que necesitamos una sociedad civil organizada que cuestione pero que proponga.

  2. quirio dice:

    te felicito por este trabajo realmente te estas basando en enciclopedias reales conocedores de una realidad. adelante en tu trabajo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s