El pueblo de San Juan La Laguna de casi 100 años


Imagen

El anciano Diego Pérez Méndez  de  92 años, dibuja el pueblo de 1935.

Por Benedicto Ixtamer

“ Qa´j Q`iij Taa´ Teko`”, Buenas Tardes Don Diego, “Qa´j q´iij Numaam” Buenas tardes nieto, responde  el abuelo; el 16 de abril a las 3:45 horas de la tarde, en el estrecho corredor de la casa de Don Diego,  leños que parecieran tener una simetría, colocados unos tras otros desde el suelo hasta cubrir la paredes; el humo del comal y los pocos reflejos del sol parecieran formar el color canela  que se difuminaba entre las oscuridad que formaba la humilde casa provocando el toque de antigüedad.

A pesar del espacio y de la edad, el anciano con su cuaderno, hoja de cartulina, marcador y lapicero en mano, dibuja  y escribe los nombres y apellidos de las personas de 1935.  En la actualidad, hay personas con nombres parecidos, o sea tocayos, esto refleja la continuidad de la raíz cultural.

La primera cuadra,  era la entrada de San Juan Jurisdicción con San Pedro La Laguna. Iniciaba  desde la actual Iglesia LIRIOS DE LOS VALLES cruzando la calle del cementerio hasta la casa de TAA´ CRUZ, solo habían dos Familias  (Xo´r Warkis=Jorge y Pala´s Pantzay= Franciasco); al otro lado de la calle incluyendo la esquina de la casa actual de TAA´ LU` TEMO` hasta la Iglesia Evangélica Bethel, habían  7 familias. (Pal Cholotiya´, Palin, Cho´r, Kel Hernández,  Lix Cholotiya, Xuan Mendoza).

Eran ya las 5:00 de la tarde, el sol empieza a quitar sus rayos, Don Diego, casi termina el área más habitado posible en 1900, “El centro del pueblo”,  inicia desde la actual casa de TAA´ LU` TEMO dobla con  TAA´ CALIXTO, hasta llegar a la Cuchilla, habían 11 familias. (Lix Perez, Likox Mendoza,  José Mendez, Ku´Yojcom, Teco Hernádez, y en la actual casa de Don Ángel Hernández  solo habían dos casas que eran de los señores: Pala´s Ujpan, Tin Ujpán, y al otro lado de la calle, vivían 3 familias,  Xuan K´i´q, Teko Temo´. Me´n Temo.  Y en la Cuchilla el señor  Diego Pérez, tocayo del actual anciano.

De la tienda Eben-Ezer, hasta la cofradía de San Simón, abarcando la colonia Betania, antes en el cerrito se ubicaba el primer cementerio; en esa cuadra habían 4 familias. (Diego Perez Ramos,  Lix Qochee´, Juan Mendoza Cholotiya´, Pal Mendoza;  la actual cuadra de la Biblioteca y la municipalidad, hasta la Asociación Lema´, habían 3 familias. ( Lix Mendoza, Ku´ Mendoza, Ku´, Q´anajaay, Si´l  y Xuan Sumoza); al lado estaba la iglesia católica, la única de ese tiempo.

La colina de Don Delfino hasta la salida a San Pablo, 3 familias  la ocupaban; y en frente de la actual cofradía de San Simón,  Taa´ Tin Piiza´r era el dueño de una mayor parte del terreno, donde su progenitores viven actualmente, en ese sector habían tres familias más. (Los hermanos Esteban, Ku´,  Lix  Mendoza).

 A las 6:41 de la tarde,  por fin el último sector del croquis, desde la salida a San Pablo hasta el Instituto Oscar Azmitia, era habitado por 4 familias (Nicolás Méndez, Andrés y Domingo Vásquez).

“Las casas eran pequeñas de 4 a 5 varas cuadradas, sus paredes hechas de caña de maíz, a veces forrados con lodo (Bajareques), sus techos de paja, habían dos o tres casas hechas de adobe;  vivían dos a 6 personas,  nuestras camas construidas con horcones y palos rollizos” Afirma Don Diego Pérez Méndez.

Además, describe los trajes de los habitantes, las mujeres vestidas de camisa roja con franjas blancas, los cortes de color negro y normalmente sin zapatos; los hombres usaban una camisa y pantalón blanco con una faja roja y sus pies a veces cubiertos por zapatos de cuero.

Ya de noche, el anciano no para de hablar, y menciona que él fue  alcalde en 1972 a 1974, también fue Juez de Paz por dos años. Con su rostro arrugado y con mucha seguridad expresa: “YO FUI UN ALCALDE DE TRABAJO, ENTRE POBRE Y SALÍ POBRE…. NO SOY IGUAL COMO LOS DE HOY”

Según el croquis del anciano refleja alrededor de 46 familias que habitaban el pueblo de San Juan La Laguna en 1935; los apellidos que predominaban eran los Hernández, Cholotío, Pérez, Mendoza, Ujpán, Yojcom, Ramos, Pantzay,  Temó, Bajlom, Monroy,  Waskis y Mendez.

En 1935 el pueblo tenía pocas familias, en la actualidad aproximadamente de 7 mil habitantes.

Anuncios

Desaparece Tradición del muñeco de Maximòn en San Juan La laguna.


Imagen

 El 2012, pareciera el fin de la tradición del muñeco en el municipio, no hubo indicios de las autoridades ni de particulares.

Por: Benedicto Ixtamer

San Juan La Laguna, es uno de los municipios reconocido por sus tradiciones y costumbres, pero en esta Semana Santa, se dejaron de escuchar los sonidos de los instrumentos y la alegría de los aguaciles.

El muñeco de Máximo deja de aparecer tradicionalmente en el 2004, ya que fueron los últimos años que existieron aguaciles en la municipalidad; era elaborado por ellos con el objetivo de mostrar la inconformidad o burlarse de algún personaje o autoridades del pueblo por su mala reputación,  un letrero en su  pecho era la estrategia de difusión. El  2011, se vio colgado en un poste de electricidad en horas de la tarde y noche del día Viernes Santo en el cantón Xak´al, construido particularmente por Don Pedro Temó.

“Nosotros fuimos a buscar a Maximón en las calles y no lo encontramos, antes pasaba aquí en la tienda y nos traía alegría. Este 2012 no lo hicieron” Afirma María Vásquez Mendoza dueña de una tienda en el pueblo.

El Jueves Santo, Maximón el muñeco, entre muchas hojas de palmas sentado en una silla, va en la espalda de algún alguacil, acompañado del sonido de las matracas y tambores recorren las calles en búsqueda de alcohol y cigarrillos en cantinas y a veces en casas particulares con la idea de desahogarse de sus penas imitando la vida de Judas Escariote; adentro del muñeco un galón grande donde cae el aguardiente al momento de dárselo, este posteriormente es retirado y consumido por los acompañantes.

El día Domingo de Resurección, en horas de la tarde lo cuelgan y lo queman en alguna rama de árbol enfrente de la municipalidad.

 

Playa Las Cristalinas


Playa limpia y arenosa como su nombre.

Imagen

A 172 kilómetros de Guatemala, al suroeste del lago de Atitlán, entre las colindancias de los pueblos de San Juan y San Pablo Laguna se encuentra la majestuosa playa que alberga a miles de visitantes en La Semana Santa.

Este  Sábado de Gloria a pesar de su reducido espacio por el aumento del lago en  los últimos años,  se vió un alto porcentaje de visitantes en sus playas.

Al verificar con el único habitante de esa área, afirma que la playa Las Cristalinas cada año siempre acoge bañistas de cualquier parte del país y que su playa mantiene su característica brillante con el reflejo del sol y de la luna.

“Llevo 45 años viviendo aquí, y el lago crece y regresa pero nunca cambia su belleza” Asegura Francisco Giatax de 72 años.

“Pionero del deporte”


Imagen

Tomás Julián  Cholotío de 54 años, pionero del fútbol y atletismo en el municipio, ahora es  “Guardián del Estadio Municipal de San Juan La Laguna.”

 

Con toda tranquilidad, “Espera, voy a abrir el portón…” expresión que repetía  Don Julián tratando de encontrar la llave correcta para abrir cada puerta… Mientras, las nubes se hacía de las suyas escondiendo las montañas entre su espesa blancura, en el estadio con sensación de un laberinto sin salida. En frente de los vestidores, ”Espera aquí, voy a preparar un lugar más grandecito” decía en su idioma Maya Tz´utujil; en un instante dos sillas en sus manos, me invita entrar en un espacio muy estrecho, en la entrada está el sanitario, luego; otra puerta que daba hasta el fondo; en el piso, su bolsa muy gastado por el tiempo y un pequeño radio; Detrás de la puerta medio cerrada, como si  se estuviera escondiendo algo, una amable sonrisa despega de su rostro diciéndome “Gracias hijo por venir a entrevistarme” y se disculpó por su inatención de ayer.

¿Cómo se inició en todo esto Don Julián?

Desde pequeño en la escuela me gustaba el deporte, especialmente el atletismo, a mis 12 años corría en las calles de San Juan La Laguna en competencias que organizaba mi escuela o la municipalidad. Cada día mi entusiasmo crecía y me proponía avanzar más kilómetros… inicié con 8 kilómetros, luego 10 k…, 12 k… hasta llegar a 14 kilómetros a un mínimo tiempo. De esa manera me propuse correr más y más… por las tardes andaba en otros pueblos con el fin de entrenar.

¿Y qué hay de sus zapatos de hule?

Ja, ja, ja, sonrió Julián…

“Usaba zapatos de hule para entrenar”, en realidad eran los únicos que tenía por la misma pobreza de la familia, éramos 8 hijos, y a mi padre no le alcanzaba el dinero, creo que por eso, no quería que saliera a correr, siempre me ocupaba con más y más trabajo, pero al final, con esto ahorraba un poquito de dinero; recuerdo que compré con 25 quetzales un par de tenis para participar en una competencia que había organizado un sacerdote aquí en la comunidad en la que ocupé el tercer lugar.

 “Corrió en los 19 municipios del departamento de Sololá”

 ¿Ha ganado otros premios?

Si, Gracias a Dios que me ha ayudado, pero, creo que no es de ganar premios, sino de disfrutar el deporte.

Entonces, nadie lo patrocinaba…

No, nadie quería apoyarme, no sé por qué…Siempre quise encontrar patrocinadores, desafortunadamente nadie me apoyó, mi esposa era la única que me asistía por cualquier circunstancia en las competencias. 

¿Y de las autoridades?

Bueno, me prometieron pero nunca me patrocinaron, el finado ex alcalde Andrés Navichoc y su corporación me pidieron representar a San Juan La Laguna en una competencia en Santa Lucia Utatlán, pero nunca me apoyaron, por lo que tuve que cubrir mis propios gastos. Así, paso con ex alcalde Flavio José Yojcom García, que nunca me apoyó en el ramo del atletismo.

A pesar de la falta de apoyo, Usted siguió. ¿En esos años, tenía seguidores?

 Si, Gil InesAlvarez,  que ahora está en Estados Unidos, y Jesús Cholotío que se hizo maestro de Educación Física, eran los únicos que iban conmigo en el 1996.

  “Realmente, me inspiraron para jugar”.  Ahora llevo 33 años dirigiendo el fútbol.

 Además, de ser atleta, también es muy conocido como pionero del futbol, ¿Cuándo inicia la dirección del equipo Quetzal?

Desde que tenía 15 años, venía al campo y me gustaba jugar con los señores,  Don Francisco Cholotío,  más conocido como (Ope) Mauricio Yojcom, Gaspar Cholotío, Pedro Ixtamer, ellos si realmente disfrutaban el fútbol, hasta traían sus almuerzo sin importar la mala condición en que se encontraba el campo; “realmente, me inspiraron para jugar”.  Ahora llevo 33 años dirigiendo el equipo quetzal…

Generalmente en San Juan, el equipo quetzal se ha venido forzándose a través de la pasión que siente la gente por el deporte, anteriormente, los hombres se involucraban más. Pedro Yotz era el primero en iniciar el equipo, luego pasó en manos de Bartolomé Ixtamer y por ahora está en mis manos.

¿Cómo conoció los reglamentos del fútbol?

Pues, como decía, solo miraba y practicaba, además, de las narraciones del fútbol en el radio aprendía los reglamentos… ahora entiendo los formatos en un estadio, y todavía, me apego mucho al televisor para seguir aprendiendo.

De esa manera he venido desarrollando mi dirección. Ahora, con el atletismo, no me costó porque en realidad, solo se tiene que correr.

¿Qué opina de la falta de participación de los hijos de los

Primeros deportistas?

No sé qué decir…  pero, sin embargo, tanto deseo que sus hijos inicien a entrenar o a practicar cualquier deporte, porque realmente están alejados de algo sano…

Hay pocos que quieren jugar… o  mmm… no sé… por qué ya no quieren jugar.

¿Cree que no hay oportunidades para ellos?

No es que no tengan oportunidades, creo que, no quieren jugar…porque ahora ya tenemos un estadio muy bonito.

¿Cree que con el Estadio Municipal, vienen más deportistas y aficionados?

Muy poco…mmm..

Es muy extraño, porque antes,  la gente colaboraba con el equipo de la tercera división, incluso la gente era más consciente y pagaban sus entradas en estadios de Quetzaltenango, Mazatenango y en otros donde jugaba el equipo…

Y aquí?

En realidad la entrada es muy barata, pero no vienen, no se les ve la participación… deberás aunque traigan su comida y se quedan el tiempo que puedan, pero, no vienen…No digo, que no hay gente… si, si hay gente… pero muy poca…

Cobramos realmente muy poco, porque a los equipos les cobramos cien quetzales, no es mucho en verdad..

A veces, dejo entrar algunas personas sin pagar… o sea de gratis… lo hago porque quiero que jueguen. Pero tampoco muy constante, porque sabes… me tienen a la mira… ja, ja, ja.

Con eso, me dice que el estadio ha cortado la libertad del futbol en San Juan?

Si, creo, porque vienen muy pocos a comparación de los años anteriores, cuando realmente el estadio no era como lo vemos ahora… te digo esto, porque recuerdo las luchas que hicimos en apoyar a la tercera división de san Juan… La gente apoyaba…

Es decir, que antes la gente venía a jugar con libertad en el campo

Si, así es…porque el campo era libre, aunque estaba lleno de piedras, basura, extravíos, incluso sus marcos eran de madera; y los aficionados gozaban con toda libertad en la sobra de los árboles que se situaban alrededor del campo…los días domingos eran muy alegres aquí.

¿Cómo logro ser guardián del estadio?

El 20 de junio de dos mil diez, el ex alcalde Flavio Yojcom, me  citó para ofrecerme el trabajo de guardianía del estadio,  y me pidió que le respondiera lo pronto posible. Pues le pedí que me diera dos días para pensarlo…

¿En qué pensó durante los dos días?

Mmm… en dos cosas, primero pensé en el mantenimiento de mis plantaciones de café y maíz, luego pensé en un tema muy delicado, “el cortar la oportunidad  a los jóvenes, adultos de jugar libremente”, este tema cruzaba y abolía mi cerebro, porque no me parecía, el cerrar un lugar donde la gente jugaba libremente…,y me preguntaba, ¿por qué a mi específicamente?, ¿Por qué no a otro?, aunque era consciente que este trabajo me favorecía un salario mensual, “En realidad, me costó aceptarlo”. Y regresé a la casa del ex alcalde para manifestarle mi aceptación al trabajo.

¿Y Cómo ve el trabajo ahora?

Hay temporadas muy alegres, por ejemplo el pasado campeonato participaron  20 equipos. Y a veces es muy solitario.

¿Juega todavía?

Ya no, ya me es difícil… por mi trabajo… Solo dirijo mi equipo nada más y cumplir mis responsabilidades.

También a usted, le quitaron el derecho de jugar.

JaJa, Ja. No, no diga eso, simplemente porque entiendo las reglas del juego por eso me dieron este trabajo.

 

Trayectoria

Nació en San Juan La Laguna, en el departamento de Sololá de 1958.

Dirigente y patrocinador del Equipo Quetzal durante 33 años.

Guardián del estadio Municipal 2010.

Campeón en competencia de larga distancia en  San Lucas Tolimán, Santa Clara, San Marcos, Santa Maria Visitación y San Juan Laguna.

Segundo Lugar en competencias desarrolladas en San Pedro, San Antonio, Cabecera Departamental, Santa Lucía, Panajachel y otros lugares.

Ha dejado huellas en varias ocasiones en los 19 municipios del departamento de Sololá en el ramo del Atletismo y Fútbol.

 

Las alfombras florecen


Imagen

Abuelos y abuelas sembraron la tradición de alfombras en las calles de San Juan La Laguna.

Por: Benedicto Ixtamer    07/04/2012

El pueblo era pequeño, sus calles apoderadas por piedras recostados o salidos de la tierra; casas a sus lados separados por árboles cubiertos de verdosas hojas y radiantes flores; sus habitantes respetuosos y practicantes de  tradición y costumbres de los primeros abuelos del pueblo.

Cada día de la Semana Santa era sagrada, especialmente el día Viernes Santo, a pesar de la mala condición  de las calles, la emparejaban con tierra, unos utilizaban 50 a 60 sacos dependiendo de la magnitud de la alfombra.

“Mi Papá Juan Mendoza Quic y Don Pedro Sumosa iniciaron las alfombras con materiales naturales y nosotros solo colaborábamos; prácticamente nos enseñaron, por eso seguimos con la tradición.” Añade Pedro Mendoza Ramos.

Las primeras alfombras en el municipio se desarrollaron en lugares específicos con materiales naturales,  hojas de pino, flor de la cruz y otros tipos de flores. En 1972, Domingo Vásquez junto a su padre Francisco Vásquez Ujpán. Inician la utilización de moldes para la elaboración de dos a tres metros de alfombras, técnica que en la actualidad se ha desarrollado magistralmente en todas las calles del pueblo.

“Yo y mi padre, iniciamos con los moldes para crear alfombras con flores de chilca, hacíamos dos o tres metros porque la calle era mala y la teníamos que emparejarla con tierra. Ahora, vemos el fruto de esa iniciativa” Asegura Domingo Vásquez de 64 años.

La elaboración de las alfombras en el municipio, ha venido mejorando desde 1974 con la instalación eléctrica y el  mejoramiento de las calles de 1986.

Hoy la elaboración de alfombras es una tradición que  ha florecido con arte, color y espíritu del trabajo en equipo que los abuelos desarrollaron desde hace muchos años.

Viernes Santo del pasado en San Juan La Laguna


Image

Una procesión pequeña que palpita con el reflejo de las candelas.

Por: Benedicto Ixtamer    07/04/2012

A principios de 1970  el municipio de San Juan La Laguna  cobijaba a sus pobladores en la oscuridad, era como una aldea que su calles llenas de piedra y sus casas hechas de adobe y dispersadas en el casco urbano generando cantones pequeñas  de Tz´a´n Jaay, Xak´al y Panoxti´n, que significa aproximadamente la tercera parte de los 6 mil habitantes actualmente.

Aquí enfrente del banco, ahora centro del pueblo, hace 55 años era considerado basurero Tz’anjaay y aquí era una de las principales estaciones de la procesión y en todo el pueblo solo habían otras tres o cuatro. “Afirma, Pedro Miguel Mendoza de 65 anos.

Los pobladores celebran el Viernes Santo como un día muy especial,  sacan la  procesión para recorrer las calles principales  cuando el sol se esconde detrás de las montañas. En esos años, básicamente la procesión se dividía en tres estaciones, hasta  que  más delante en el cantón Chi´k´wa´ el señor Ku´ Q´anajaay organiza el sector para la cuarta  estación. En cada estación, los  pobladores preparan las alfombras con hojas de pino y a veces flores blancas y moradas; mientras que a cinco metros de altura, diferentes frutas  amarradas en los palos que cruzan las calles formando las arcas.

 “Nací en 1943, a mis diez años en adelante, recuerdo que en 1965, las personas del pueblo  hacían alfombras de pino y flores, la procesión solo la realizaban por el  atardecer para terminar ya en la noche.” Asegura  Bartolo Ixtame Juarez de 69 años.

 Durante la caminata el anda del señor sepultados era cargado por  diez personas y a su alrededor los rostros de mujeres, hombres, niñas, niños en especial las Te´xeeles por el reflejo de las candelas que sobresalen entre las flores que llevan en sus manos; la procesión en esos años era muy pequeña pero con su singular presentación, todas las mujeres con un perraje que cubre desde la cabeza hasta los hombros, mientras que los hombres descubiertos de la cabeza y  con sus sombreros sostienen sus candelas.

 Según los abuelos mayores de 60 años, aseguran que la celebración de la Semana Santa ha evolucionado rotundamente estos últimos años. La diferencia la encuentran desde la utilización de varios materiales teñidos en colores para las alfombras, el aumento de tamaño y decoraciones del anda para el señor sepultado y la afluencia de visitantes nacionales e internacionales.

El HISTORIADOR NATIVO


Es un espacio  que publica el pasado a través de las narraciones de personajes reconocidos.

El espacio HISTORIADOR NATIVO, usa un eslogan “ El narrador de la vivencia” porque su contenido viene desde la propia vivencia de los personajes, testigos del origen y desarrollo de la comunidad o de algún lugar determinado.

El objetivo de EL HISTORIADOR NATIVO, es abrir un espacio de la historia cultural, social, económica y política de un pueblo; por lo que, los abuelos, abuelas, sacerdotes mayas, católicos, evangélicos, autoridades municipales cumplen un importante papel para la construcción de este archivo electrónico.